Hipotecas verdes para echar raíces

"Se trata de que entidades bancarias ofrezcan unas mejores condiciones de préstamos hipotecarios"
Detalles
Actualidad

Conseguir una buena hipoteca mientras reduces el consumo energético y cuidas el medio ambiente. Suena bien, ¿verdad?

En Europa, los edificios son los responsables de cerca del 40% de la energía total consumida y un 36% de las emisiones de CO2. El año 2020 marca el principio del fin de los combustibles fósiles para la climatización de edificios, fomentando instalaciones de alta eficiencia energética económicamente viables para poder, en 2050, cumplir con el compromiso de consumo energético casi nulo en edificios propuesto por la UE en la lucha contra el cambio climático. Este proceso necesitará una inversión de unos 100 billones de euros al año en el parque inmobiliario europeo.

Así, la Comisión Europea ha puesto en marcha fondos públicos para la inversión en eficiencia energética, pero considera que también es necesaria la inversión privada. Y ahí es donde entran las hipotecas verdes que, apoyadas por la CE, establece los criterios para la concesión de las mismas en el Plan de Acción sobre Hipotecas Energéticamente Eficientes (EeMAP)

"La premisa principal para convencer a los bancos es  la minimización del riesgo de morosidad dando por hecho que, a mayor ahorro en la factura energética, más estable es la capacidad económica para afrontar el préstamo"

Se trata de que entidades bancarias ofrezcan unas mejores condiciones de préstamos hipotecarios a la compra, rehabilitación o construcción de edificios y pisos con alta calificación energética. La premisa principal para convencer a los bancos es la minimización del riesgo de morosidad dando por hecho que, a mayor ahorro en la factura energética, más estable es la capacidad económica para afrontar el pago del préstamo. Así, las construcciones cuya calificación energética sea superior a A+, tendrán un tipo de interés más bajo, mientras que aquellas con calificación G, contarán con menores descuentos.

En España. la primera entidad en sumarse a esta iniciativa fue Triodos Bank, que incluyó la cláusula del grado de eficiencia energética en el préstamo de 15 millones a la Cooperativa Arroyo Bodonal, el único edificio de Europa que ha conseguido la certificación LEED Platinum.

Pero, además de en el descuento del tipo de interés, con la adquisición o rehabilitación de viviendas con alta calificación energética, el ahorro también se dejará notar mes a mes en la factura energética, pudiendo llegar a ahorrar hasta 4.000€/año. Y no lo olvidemos, también hay que destacar la reducción de emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, reduciendo el impacto medioambiental.

Últimos artículos publicados