"Debemos abordar los problemas con una visión más global, considerando todos los aspectos del edificio"

Detalles
Conversaciones A+++
Nombre
Juan Queipo de Llano Moya
Actividad
Responsable la Unidad de Calidad en la Construcción Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja - CSIC (IETcc)
Imagen entrevistado 2
Nombre entrevistado 2
Rafael Villar Burke
Actividad entrevistado 2
Responsable del área de Ahorro y Energía Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja - CSIC (IETcc)

Hablamos con Juan Queipo de Llano Moya y Rafael Villar Burke, del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja - CSIC (IETcc) sobre el nuevo CTE que entrará en vigor el próximo año y los retos que afrontará el sector de la construcción en materia energética.

¿Qué impacto va a tener el nuevo CTE que entrará en vigor en 2019?

La periódica actualización del DB-HE obedece al mandato de la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios (DEEE) y esta nueva revisión sigue profundizando en la dirección que ya marcó la revisión de 2013. Además del incremento de las exigencias de eficiencia energética y de calidad de la envolvente del edificio, creemos que el nuevo documento también traerá mejoras en su facilidad de uso e interpretación.

¿Qué consejo darías a un prescriptor de cara a esta nueva normativa?

Fundamentalmente, que aborde el reto de la eficiencia energética con una visión global del edificio, ya que las soluciones que no contemplen un equilibrio entre los aspectos de diseño, soluciones constructivas y sistemas técnicos del edificio tendrán dificultades para alcanzar los niveles de eficiencia energética necesarios. Esto supone sin duda un reto, pero también pone en valor el trabajo de los técnicos.

¿Cuáles son los retos más importantes que desde el Inst. Eduardo Torroja veis para los próximos años?

Sin duda, de qué manera afrontamos desde el sector de la construcción el objetivo de combatir el cambio climático y, en general, lograr un modo de vida más sostenible. La acumulación de cambios cuantitativos en los niveles de eficiencia energética, accesibilidad o habitabilidad producidos en estos últimos años como consecuencia de una mayor preocupación y concienciación social, debe necesariamente producir cambios cualitativos en la práctica profesional, y la aplicación de un nuevo enfoque, no solo a la edificación nueva sino a la intervención en el parque existente de edificios, resultará clave para lograr esos objetivos.

"Todavía hay margen para definir mejor y aclarar la información que se transmite al usuario final de manera que ayude a poner en valor, en mayor medida, la eficiencia energética."

¿Crees que la bomba de calor va a ser el sistema de climatización del futuro en España?

Como comentamos anteriormente, debemos abordar los problemas con una visión más global, considerando todos los aspectos del edificio, cuidando un buen diseño pasivo, con sistemas de alta eficiencia y un uso adecuado de energías de fuentes renovables. La bomba de calor tendrá un papel sin duda importante por su alta eficiencia al aprovechar energía renovable del medio ambiente, pero ha de ir necesariamente acompañada de otras medidas.

¿Estamos preparados en España para la nueva directiva?

La directiva plantea un proceso continuo de mejora, con una revisión periódica de los objetivos, lo que supone un marco cambiante y cierta indefinición de futuro. Sin embargo, creemos que la normativa y el sector se han ido adaptando de forma bastante lógica y progresiva a este marco, iniciando dicho camino con la anterior revisión de 2013 que se ve consolidada en sus indicadores y procedimientos en esta próxima actualización de 2018.

¿Va a tener impacto en el coste de las viviendas?

No parece que los aspectos técnicos sean los que en estos momentos condicionen el precio de la vivienda. Por otro lado, la aspiración social que se refleja en objetivos como la accesibilidad universal o la eficiencia energética suponen, sobre todo, una transformación del punto de vista con el que se abordan los proyectos, y no necesariamente suponen incrementos de coste en relación a la práctica habitual. Lograr estos objetivos con la mayor eficiencia dependerá en gran medida del papel de los proyectistas y de la capacidad del sector para innovar.

Creemos que la mejora de la calidad de los edificios constituye un argumento de venta para las promotoras, ¿crees que desde las instituciones se debería ayudar más a las promotoras a vender “eficiencia energética”?

Además de popularizar conceptos como el de edificio de consumo casi nulo, la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios (DEEE), el Código Técnico de la Edificación (CTE) y la Certificación energética han definido indicadores que facilitan la cuantificación y la comparación, y por tanto, a comunicar mejor la eficiencia energética y su nivel de prestación. Sin embargo, seguramente todavía hay margen para definir mejor y aclarar la información que se transmite al usuario final de manera que ayude a poner en valor, en mayor medida, la eficiencia energética.


El invento perfecto de...

Rafael Villar Burke y Juan Queipo de Llano Moya

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Pellentesque consequat elementum pharetra. Suspendisse turpis nisl, rutrum in sem at, placerat varius tortor. Sed rutrum et diam fringilla pulvinar.

Últimos artículos publicados