Las claves ante el calor del verano en el hogar

“Consejos para mantener la sostenibilidad del sistema de climatización”
Detalles
Renuévate

Ante la subida de temperaturas es necesario cambiar algunas prácticas en el hogar y tener en cuenta varios consejos que nos puede ayudar a mantener estancias fresquitas. Estar en casa o en el lugar de trabajo “asándonos” de calor, además de incómodo, puede llegar a ser peligroso para nuestra salud.

Reduciendo el calor en tu hogar 

Los climatizadores nos permiten combatir las subidas de temperatura con mucha facilidad y comodidad. Pero, para optimizar su uso y ahorrar con un consumo responsable, estos consejos te ayudarán a mantener la sostenibilidad de tu sistema de climatización mientras disfrutas del frescor en tu hogar.  

Para empezar, lo más práctico en toda estancia es proteger la entrada directa de los rayos de luz. Bajar las persianas, o poner unas cortinas opacas, ayudan a bloquear la exposición al Sol y así evitamos convertir el lugar en una auténtica barbacoa veraniega.

Abrir las ventanas para ventilar es otra de las cosas que más se ve en épocas de calor, pero puede tener efectos contraproducentes si no se tiene cuidado. Hay que tener en cuenta que, si en el exterior hay más temperatura que dentro, en vez de enfriar estaremos calentando más las habitaciones. Así que lo mejor sería ventilar a primera hora del día, o cuando se acerque la noche. Eso sí, ¡cuidado con los mosquitos y otros insectos que puedan entrar!

También hay que tratar de fijarse en los electrodomésticos y otros dispositivos que, al utilizarlos, generan calor. Por ejemplo, las luces mejor que sean de LED ya que, a diferencia de las bombillas clásicas, solamente convierten la electricidad en luz y no crean calor.

Cocinar también puede llevar a elevar la temperatura de un hogar mucho más de lo que nos gustaría. Hacer platos más frescos, como por ejemplo ensaladas, nos evitará generar un calor innecesario, además de ahorrar energía en horarios de alta demanda eléctrica. ¡Los potajes, estofados y comidas pesadas al horno sientan mucho mejor en invierno!

¡Las plantas son tus aliadas! En interiores ayudan a refrescar el ambiente y mejorar la calidad del aire. Pero además los árboles, matorrales y enredaderas protegen los edificios de la exposición directa al sol, especialmente ante una orientación sur. Un recurso que ayuda a equilibrar la temperatura de tu hogar de manera sostenible y ecológica.

¡Cuídate! Consejos personales para el día a día

Además de protegerte en la playa, usar crema solar te hará sentir más fresco ya que bloquea gran parte de los efectos abrasivos que los rayos del sol tienen sobre ti. Evita, también, utilizar maquillaje u otros productos que no dejen transpirar correctamente los poros de tu piel.

No olvides, tampoco, de hidratarte habitualmente. Además de mantener tus órganos perfectamente y poder liberar toxinas sin problemas, el cuerpo necesita del agua que bebemos para regular nuestra temperatura interna.

Mantenerse en la sombra puede parecer un consejo evidente, pero a veces es fácil subestimar los efectos que un golpe de calor puede tener sobre nosotros. Arrímate a la fresca y aprovecha para hacer otras actividades como leer un libro, jugar una partida de cartas o, simplemente, descansar.

En la climatización de cualquier lugar deberíamos pensar que no se trata solo de quitarse el calor a toda costa en verano o evitar el frio en invierno. Lo importante es adaptarse a tus necesidades y la de los tuyos intentando, a su vez, mantener un consumo responsable y la sostenibilidad energética.

 

Últimos artículos publicados